/>
  • language_spanish language_english
  • search
  • cart

JUGUEMOS CON LO CLÁSICO

¿Vestir a la ultima sin pasarnos de la raya? ¿Dónde se puede dibujar una raya separando lo clásico de lo moderno? Los términos en la moda han cambiado mucho a lo largo de los tiempos; hoy en día la evolución de este sector ha sido tan grande que no podemos marcar exactamente donde acaba lo clásico y donde empieza la modernidad.

En los últimos años, la cantidad de información que recibimos es inmensa, a diario somos receptores de tendencias, estilos, diseños.. de tal manera que indirectamente, observamos una gran información de todo tipo que almacenamos y la utilizamos o, por el contrario, desperdiciamos.

La variedad de redes sociales o aplicaciones emergentes que nos introducen de lleno en la moda, la cantidad de público que, cada vez más, se interesa por el vestir y la cantidad de oferta en el sector del retail son sólo algunos de los factores por los que hoy en día es algo presente en un alto porcentaje de personas. Gracias a algunos de estos factores podemos observar lo que se lleva en Londres, lo que en Nueva York es la sensación del momento o incluso podemos anticiparnos al estilo de diseño que será tendencia. También hay que tener en cuenta que hay personas que llevan y crean la tendencia; hay que tener mucho cuidado en quien fijarse para no pasar la raya que delimita el estilo clásico. Debemos quedarnos con aquellos que visten de manera perfecta para cada ocasión sin perder su personalidad..

Es cierto que hoy en día la moda avanza más para la tendencia moderna, con extravagantes colores, cortes y texturas, que para la clásica pero ahí es donde uno mismo debe innovar. Simplemente se debe variar los detalles tales como un cuello de camisa que hace 30 años era tendencia, modificando la altura y el número de botones en el quiebre de la chaqueta de un traje que su sastre siempre le hace o, incluso, añadir a pantalones vueltas más anchas de lo habitual.

Busca y encuentra la manera de jugar con las líneas de tu ropa sin perder la identidad de lo clásico, inventa la manera de combinar cosas que, hace unos años eran inimaginables como una camisa vaquera con un traje y corbata, un pantalón de talle alto con zapatillas, dale un sentido a los colores que llevas puestos, une los elementos que son tendencia en ese momento con los diseños básicos propios de lo clásico. Atrévete con texturas en los tejidos que, combinado con un patrón clásico, hagan especial a tu ropa, combina varias prendas de la misma gama cromática o incluso del mismo color variando los tonos de éste.

El término clásico es muy ambiguo y lo que para uno es arriesgado para otro es perfecto. Lo importante es llevar la moda o la tendencia a nuestra manera de ser porque al fin y al cabo es lo que el ser humano busca en todas las ramas del diseño, especialmente en el mundo de la moda.

JUGUEMOS CON LO CLÁSICO