GUÍA DE ESTILO PARA IR A UNA BODA

En el siguiente artículo vamos a ver las diferentes opciones de vestimenta que pueden darse en un enlace matrimonial. Lo primero que debemos tener en cuenta son las pautas de protocolo ya que los novios son los que deciden por que camino llevar el evento. Otra de las cosas que debemos tener en cuenta es el papel que tenemos nosotros en dicho enlace, pues en función de esto, debemos vestirnos de una manera u otra. A continuación veremos las diferentes opciones de vestimenta que existen de menor a mayor importancia a la hora de vestir para una boda, es decir, el traje, el chaque , el smoquin y el frac.

En cuanto al traje debemos comenzar diciendo que es la prenda mínima con la que un invitado debe asistir a una boda, con ello se descartaría ir con una americana y un pantalón pues esa opción es muy informal para esa ocasión. Ir con traje es una apuesta segura pero tampoco sirve cualquier traje, se deben tener en cuenta pautas como las medidas,el patrón, los colores o los complementos que acompañan.

En caso de que el papel sea el de novio, el traje debe ser tres piezas, es decir, debe llevar un chaleco del mismo tejido que las otras dos piezas. Esta indumentaria da siempre más importancia visual y mayor elegancia, debe destacar el papel de novio con una simple ojeada hacia su vestimenta ya que generalmente, hoy en día, la mayoría de los invitados no llevan las tres piezas. Una camisa blanca con un cuello italiano, dando limpieza al look, una corbata bien anudada y un pañuelo de bolsillo van a aportar los toques definitivos. En cuanto al calzado, como novio, deben ser unos zapatos de tipo Oxford ya que es la mejor opción para no fallar debido al protagonismo que tiene. Cuando se es invitado no se debe, no hay una norma escrita, ir por encima del novio, es decir, si éste no va vestido con chaleco, el invitado debe eliminar esa opción ya que puede parecer que dicho invitado sea el protagonista del enlace. Debemos remarcar que no hay obligación en ello pero sí cortesía. En el caso del invitado tiene más opciones a la hora de elegir complementos y calzado. El zapato de tipo Oxford es la recomendación aunque se podría escoger otro tipo de zapato como un loafer.

Por otro lado, tenemos la opción del chaqué. En España hay una tendencia del uso de esta prenda en bodas donde la luz del día está presente, es decir, bodas de mañana y bodas de tarde. La prenda del chaqué está pensada para enlaces de mañana pero hoy en día el protocolo es menos exigente y se ha ido extendiendo a la tarde. El chaqué generalmente lo usa el novio y los testigos, pero como hemos dicho anteriormente, son los novios los que marcan el protocolo. Si uno no está entre esos papeles nunca debe ir de chaqué a dicho enlace.

En este tipo de vestimenta ya encontramos una serie de normas que no debemos incumplir. Hay que estar muy pendientes de las hechuras de la prenda, hay un protocolo donde no se puede uno pasar de la raya, fijarnos en los largos de las mangas y de la levita; el pantalón no debe ir muy corto ni muy estrecho. En cuanto a la camisa debe ser siempre de puño doble para el uso de gemelos y generalmente es blanca o, como segundo recurso, celeste con cuello blanco. También es de uso obligado llevar corbata y pañuelo de bolsillo. En cuanto al calzado debe ser un zapato Oxford liso, todo zapato que no sea de ese tipo se debe descartar.

Hoy en día existe una tendencia, ya consolidada, de el uso de las tres piezas del chaqué del mismo tejido y renovar el aspecto del chaqué clásico. Una buena opción es el azul o el gris, en el caso de que sea de mañana. Otra de las opciones en introducir el chaleco con otro tejido que va a aportar distinción al look. Para finalizar esta prenda se debe tener en cuenta el color del chaqué del novio porque no se debe coincidir con él.

Otra de las prendas es el esmoquin, éste sería equivalente al chaqué pero para uso de noche. Es cierto que fuera de España encontramos un mayor uso de esta prenda para bodas pero su uso real es para eventos o fiestas de noche. Es un atuendo de carácter festivo. El frac es otra de las prendas que apenas se usan en la mayoría de bodas pues suelen verse en enlaces de carácter militar o de alto estatus social.

Para concluir, se debe tener en cuenta varias pautas; quu papel se tiene en el enlace, que protocolo de vestimenta han marcado los contrayentes, que complementos va a llevar el novio, pues nunca se debe coincidir con él. Una vez sabido ésto hay que plantarse realzar al máximo la fisionomía con la prenda escogida y los complementos elegidos.

GUÍA DE ESTILO PARA IR A UNA BODA