10 looks para vestir como el James Bond de Sean Connery

 

Sean Connery nos ha dejado este pasado 31 de octubre y con él se va el que quizás ha sido el más icónico de todos los actores que se han metido en el papel de James Bond.

Además de por su interpretación, el bueno de Sean será también recordado como 007 por su estilo, que es a lo que hemos venido a hablar aquí. 

Por eso, prepárate para inspirarte y aprender como llevar estas ocho prendas en diez looks atemporales y perfectamente actuales. Los vistió entre 1962 y 1971, pero nadie en su sano juicio dudaría de que puedes ponértelos hoy y ser el más estiloso de la reunión. 

1. El esmoquin en 'Dr. No'

Teníamos que empezar por lo inevitable: sus tuxedos. Tras él, se convirtieron en uno de los atuendos míticos del personaje.

Aquí te enseñó el esmoquin que debes usar cada vez que una misión especial del servicio secreto para el que trabajes te lleve hasta un casino. Es una situación para la que hay que estar preparado y que exige solapa redonda o shawl collar. Avisado quedas.

2. El traje gris en 'Desde Rusia con amor' y 'Goldfinger'

El que piense que un traje gris es aburrido es que no ha probado nunca a llevarlo haciendo turismo en un barco por el Bósforo con sombrero y cámara de fotos de los años 60. 

Eso, o que no sabe que en estos trajes básicos lo importante son los detalles de confección y que te quede como un guante. Una camisa como esa también ayuda, así que échale un ojo a esta.

Aún así, ¿quieres una vuelta de tuerca? Súmale un chaleco en el mismo tejido, un cóctel en la mano y ya lo tienes. 

En este caso cambia la camisa por una blanca. Tienes una perfecta aquí. Cóctel no incluído.

3. El traje azul en 'Desde Rusia con amor'  y 'Solo se vive dos veces'

No todos los días se aprende a usar dos básicos incontestables del fondo de armario masculino en una sola película. 

Si necesitas otro ejemplo, aquí lo tienes. Hombros perfectamente encajados, solapa ligeramente estrecha, punto de abotonadura bajo...Era 1967 y Connery ya lucía con más estilo las reglas que muchos siguen para vestir traje en pleno 2020.

Si acabas de darte cuenta de que necesitas una buena blazer azul que te quede como un guante, te dejamos esta por aquí.

4. La corbata de punto en 'Goldfinger'

Cuando te compraste la primera creías que estabas entrando en la vanguardia corbatera. 

Pues bien, volvemos a 1967 y Sean te enseña que estabas equivocado: él ya las llevaba entonces.

5. El polo en 'Dr. No'

Nunca te va a quedar así un polo, ni serás capaz de combinarlo con un pantalón del mismo tono celeste, ni retozarás en la playa con Ursula Andress llevando una pistola y el pelo así de repeinado. 

Pero al menos puedes intentarlo. La esperanza es lo último que se pierde. 

Si, como James Bond, eres de los que en verano bajas a la playa armado, al menos necesitarás una bolsa decente como esta.

6. La guayabera en 'Diamantes para la eternidad'

En HARRY'S 1982 somos muy de guayaberas en verano, ya lo sabes.

Pero reconocemos que una de manga corta, con el cuello abierto al más puro estilo italiano es algo solo al alcance de profesionales.

7. El esmoquin con solapa de muesca en 'Diamantes para la eternidad'

Volvemos al esmoquin. ¿Puede dar juego una prenda tan aparentemente protocolaria y formal? Puede. 

Sueles verlos como el anterior, con solapa redonda, o acabada en punta de lanza. ¿Pero con solapa en muesca? Pocos, muy pocos. 

Encaje perfecto de hombros, solapa ancha pero proporcionada, pajarita generosa, una flor en la solapa. Si conoces a alguien capaz de todo esto, por favor, avísanos.

8. El esmoquin blanco en 'Goldfinger'

Cerramos la trilogía del esmoquin con este blanco y con solapa en punta de lanza. 

No vas a encontrar a otro actor que interpretando a un mismo personaje te enseñe tanto sobre el esmoquin. Todo lo que necesitas saber al respecto, lo tienes en el James Bond de Sean Connery.

Bonus track

Es difícil emular a Sean Connery en todo lo anterior. Pero tenemos unos pantalones de vestir grises con doble pinza igualitos a estos. Échales un ojo aquí. Luego no digas que no te lo ponemos fácil.